Lugouos

blog_lugouos

Festividad que se celebra durante el cuarto creciente del mes al término de cada lustro (unidad de medición básica del Calendario Celta tal y como ha sido recogido y establecido gracias a los hallazgos arqueológicos y a los estudios posteriores del Calendario de Coligny) y 2 días antes de la celebración del Ambiuolcato. Se trata de la única Gran Ceremonia religiosa que fue recogida y transcrita por Posidonio y de la cual nos quedan algunos de sus fragmentos en las copias de Diodoro:

« Confirme a su naturaleza salvaje, son extraordinariamente impíos en su manera de sacrificar. En efecto, los malhechores que han sido guardados en prisión durante 5 años son amarrados a un poste en honor de sus Dioses (que representa a sus Dioses) y junto a multitud de ofrendas los scrifican en inmensas hogueras que son preparas a tal efecto»  (Diodoro de Sicilia).

Se trata pues de una festividad regular que Diodoro califica de Pentéteride, es decir que se renueva cada 5 años. Durante este periodo, se apartaban una parte de los animales domésticos nacidos de cada nueva generación (anual) y se guardaba en prisión a los condenados a muerte. Todas esas víctimas eran sacrificadas de una sola vez en una fecha fija en el culto consagrado a Lugus. El quinquenio corresponde a un perido fijo sagrado relacionado con el sexenio del siglo. Estas ofrendas conllevaban unos cuidados especiales.

Durante cada año hasta alcanzar el quinquenio, independientemente de cualquier otra consideración, se trabajaba con constancia en la ofrenda de Lugus ya que era necesario alimentar, cuidar y estar pendiente de los animales y presos para que no enfermaran.

Igualmente, cada 5 años en Roma se ofrecia un sacrificio expiatorio para la purificación del pueblo romano: el Lustrum. Bajo el Imperio, este sacrificio sería substituido por juegos públicos. Podemos también por analogía compararla con la Ceremonia india de la Kuzhi Maatru Triruvisha, observada todos los quintos años aunque hoy en dia, seria más acertado compararla con la Ceremonia de la Vishnu Sahasranaman, Ritual de los 1008 nombres del Dios Vishnu, correspondencia india del Dios Lugus.

En esta festividad se honra al Dios Lugus, el Dios politécnico y poseedor de la fuerza solar. Es el Dios guerrero y artesano lo que le convierte en paradigma de toda la Tribu. Es también uno de los Dioses más próximo al pueblo, de ahí la extensión de su veneración por todas las tierras célticas.

El Ceremonial de Lugouos es principalmente la entrega de Ofrendas al Dios para solicitar la expiación del pueblo. La particularidad es que dichas ofrendas han estado confeccionadas o ‘trabajadas’ durante los 5 años de espera.Las personas deben de ser perdonadas, deben de dejarse atrás las ofensas y reparar toda maldad cometida antes de que el fuego realice la expiación, la purificación ardiente que nos permitirá recibir seguidamente, la lustración por el agua que recibiremos en la Ambiuolcato.

Antiguamente se sacrificaban vidas, acto que actualmente el Druidismo NO contempla NI aprueba, pero esta dedicación, esta ‘devotio’, es la que en definitiva se ofrecía al Dios mediante el sacrificio y ese concepto sigue siendo vigente e importante. Hoy en dia se ofrecen trabajos personales artesanales o intelectuales que conlleven un trabajo constante diario y dedicado y también se realizan actuaciones en linea de buscar el bien y la restitución del mal ocasionado para que la expiación ofrecida a Lugus sea propicia.

Mediante estas ofrendas al termino de cada lustro o ‘quimon’ solicitamos la prosperidad del pueblo, no en términos de abundancia (aspecto especifico de Rosmerta, su consorte) sino en la idea de que un pueblo que restituye su pureza espiritual y moral, que se sacrifica, es un pueblo que recobrará su dignidad y sera agraciado por los Dioses, lo cual hace posible su preparación para la llegada de Brigantia y garantiza su prosperidad futura.

Honrando a Lugus, honramos a todos los productores, los agricultores, los comerciantes, los artesanos, los guerreros a todos aquellos estamentos que sostienen mediante el trabajo la viabilidad de la Tribu. Celebrando al Dios Lugus, el Inmanente, celebramos la presencia de la Luz del Universo, del Conocimiento, de la concrección, de todo aquello que esta presente en todas las cosas del Universo y que es revelada al hombre mediante la iluminación, comparable a la luz solar que atraviesa todas las regiones del espacio hasta llegar a nuestro rostro.

Al ser un festival plurianual su celebración lleva asociada un cierto carácter recopilatorio. Hacemos cuentas de nuestra vida y de sus objetivos, de nuestros errores y de todo aquello que tenemos que depurar o sacrificar para prepararnos para el próximo ciclo.

Es en este aspecto donde nuestra ofrenda cobra sentido al ser una ofrenda que esta en consonancia con nuestras necesidades internas de evolución personal, ya sea espiritual o material.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: