Ideario

el saber de los bosquesA pesar de habernos convertido en una Orden Druida Regular, reconocida internacionalmente para la enseñanza y la práctica del Druidismo Continental, no consideramos nuestra Tradición Druídica como la única vía Druídica verdadera.
No creemos (como otros que sí lo creen) que fuera de nuestra Orden sea imposible que alguien obtenga un Druidicato válido y Reconocido, pero ciertamente estamos hablando de Ordenes, Gorseddau, Arboledas, Clarières, Ialas, Cors, etc; en definitiva estructuraciones Druídicas que, como mínimo, mantienen una total coherencia de los principios fundamentales y no van mezclando Religiones a la carta. Cosa que lamentablemente se da con mucha frecuencia en los últimos años.
Es debido a esta preocupación por la deformación de las Tradiciones Druídicas y gracias a la fuerza moral que nos otorga nuestro Trabajo y Trayectoria, que nuestra Orden se sintió con pleno Derecho de poder establecer unos conceptos Druídicos básicos, consensuados con la mayoría de las Ordenes Europeas. Dicho consenso nos otorga un marco claro de lo que es y lo que no es la Religión Druídica, es decir, sus fundamentos, su base de creencia, su Credo.

DRUUIDIACTO CREDIMI  (click para ver)

Y es gracias a este Credo que aquellas personas que se sienten espiritualmente próximas o atraídas por su ideario y concepciones, pueden considerarse creyentes druídicos o no. Decimos creyentes ya que, estrictamente, un Druida es un Sacerdote Ordenado y por consiguiente requiere que otro Druida le haya otorgado el Druidicato. Esto es así de inapelable por la propia definición que conlleva la Ordenación Religiosa (en cualquier Religión que analicemos) y no existe otra consideración. Si no fuera así, sería imposible un establecimiento del Druidismo dentro de unos parámetros religiosos, objetivo en el que estamos implicados, al igual que buena parte de las Ordenes Druidas existentes en el Mundo.

Pensamos que la Auto-Iniciación no puede validar como Druídica cualquier ensoñación que pudiera desarrollar una persona Auto-iniciada. Ensoñación que, lamentablemente, suele contener creencias de otras Religiones/creencias y pensamientos Eclécticos propios de movimientos new-age que se quieren hacer pasar por fundamentos Druídicos Irrefutables.

También y esto es más grave, se estaba utilizando como justificación para poderse Auto-establecer el título de ‘Druida’. Título que es considerado como un gran ‘elemento de marketing’ por algunas personas que se dedican a actividades ‘esotéricas’ (evidentemente remuneradas). Así pueden avalar ante terceros (normalmente clientes)  sus conocimientos mágicos y sobre todo el precio de sus facturas. No podemos olvidar que para estas personas, es fundamental poder atraer al máximo de clientes y la vía de la ‘magia arcana y misteriosa’ que les proporciona la supuesta ‘Autoridad Druídica’ les resulta conveniente, tentadora y fácilmente apropiable ya que piensan que nadie va a actuar contra ellos. 

Pues bien, recordamos desde aquí, al hilo de este comentario, que NO vamos a permitir este tipo de actuaciones y las perseguiremos con todos los medios legales a nuestro alcance.

ritonuag

Quede claro, que nosotros NO tenemos problemas con los llamados Druidas Auto-iniciados, siempre que mantengan una seriedad, unas bases de creencia verdaderamente Druídicas y un Trabajo Druídico constatable.

merlincuervo

Esto es así porque nos importa la coherencia de sus enseñanzas y sobre todo su compromiso hacia la sociedad. Los Auto-iniciados serios, sienten grandes reparos en denominarse ‘Druidas’ y jamás utilizan este título para referirse a ellos mismos o permiten a terceras personas que les denominen así ante la sociedad ya sea mediante escritos, videos, entrevistas, notas o cualquier tipo de publicación, ya que comprenden que ningún Sacerdote les ha ordenado formalmente y dicha utilización tendenciosa, podría ser susceptible de ser interpretada como un intento malintencionado de engaño al ser, en ‘Sensu Stricto’, totalmente falsa e inadecuada la utilización, en su caso, de dicho título. Es por ello que huyen de denominaciones grandilocuentes y les basta con ser estudiosos o maestros que desde la humildad intentan enseñar con veracidad las verdaderas creencias Druídicas. Saben lo que son y no necesitan de títulos. Las opiniones, reflexiones y enseñanzas de estas personas, siempre serían tenidas en cuenta por nosotros, pero en ningún caso les valida para el ejercicio sacerdotal/sacrificial que comportan los ceremoniales ante la tribu. Una acción que solo puede realizar un Sacerdote regularmente Ordenado, es decir un Druida.

En lo que se refiere a las bases de Creencia Druídica, somos continuadores de la Tradición transmitida por la Celtiacon Certocredaron Credima y no podría ser de otro modo ya que dicha Tradición además de ser la que espiritualmente nos representa, es la que nos ha otorgado nuestra Regularidad Druídica.

iceniLa Orden Druida Fintan se engloba por creencia en la línea del Reconstruccionismo y por consiguiente, en todo lo que significa una vuelta coherente y sincera hacia nuestras raíces. Consideramos que este reencuentro con la realidad de nuestros Ancestros,  puede aportar a un Druidismo, que entendemos como Religión y creencia no como simple camino espiritual, su verdadera esencia que le permita estructurar unas bases fundamentales de interpretación que la conduzcan a su propia trascendencia.

Es en este sentido que pretendemos aunar diferentes visiones, siempre que se mantenga una lógica coherencia a los fines perseguidos. Es por ello que aceptamos algunas concepciones y prácticas mágicas aunque estas no estén fundamentadas en la Antigüedad Céltica, pero, eso sí, atestiguando siempre en dichos casos la modernidad de las mismas ya que no intentamos jamás hacerlos pasar por prácticas Druídicas ancestrales. Intentamos ser muy escrupulosos en dichas incorporaciones para intentar no caer en deformidades ‘esotéricas’ más similares a las ‘magias’ y ‘brujerías’ contemporáneas que circulan por ahí con muy poco criterio, que a las correspondientes a una Religiosidad enormemente estructurada y de empaque, como era la Religión de los Druidas.

Nuestra Orden hace hincapié en la importancia del trabajo Religioso y Ritualista. Somos pues, como decíamos, profundamente Ritualistas ya que consideramos los Rituales, las Ceremonias y el trabajo Sacerdotal, como verdaderos puntales de nuestra Actividad Druídica. Si bien sabemos de la imposibilidad de revivir con exactitud las prácticas perdidas de Nuestros Ancestros (ya sea por desconocimiento o porque muchas de las cuales serían inaplicables actualmente ya que no servirían a los conceptos espirituales propios de nuestro Siglo), no por ello dejamos de estudiar y reverenciar con veracidad y rigor las enseñanzas del pasado, ya que tanto las leyendas y las costumbres de nuestro pueblo como las investigaciones antropológicas, arqueológicas e históricas guardan todas ellas la llave del Druidismo Renacido. Consideramos que el Druidismo, liberado de la tiranía opresiva de una regla escrita hace milenios, puede hoy despertar de su sueño en libertad, sin ataduras del pasado pero sí con una línea de pensamiento y actuación reconstruida que intenta ser fiel al máximo a la concepción fundamental Druídica. Al contrario que en otras líneas de pensamiento, la existencia de lo que para nosotros es un Dogma Fluido no es sinónimo ni de eclecticismo, ni del ‘todo vale’, ni de los variopintos collages que ofrecen las religiones a medida. No respaldamos por tanto, una aseveración que se ha hecho terriblemente popular en Druidismo:

“El Druidismo no tiene Dogmas, tiene Catmas’

druid-art-8No lo respaldamos por que dicho pensamiento tiende a diluirse por poco concreto y deja asentado como verdad algo que para nosotros es una falsedad; que todo es válido en Druidismo, que todo pensamiento ecologista con connotaciones kármico/orientalistas es Druidismo, que basta nombrar a algunas Deidades para que conceptos y leyes pertenecientes al imaginario brujeril difundido y aceptado pasen a ser pilares del pensamiento Druídico y que, en definitiva, todo el mundo interprete el Druidismo como quiera.El Catma (concepto no Druídico generado hace pocos años y puesto muy de moda) podría asumirse, según nuestro entender, si lo identificamos como Dogma Fluido. Es decir los Dogmas SI existen en Druidismo, pero no son intocables. Se puede hablar sobre ellos, reflexionar, trabajar y si llegado el momento se hace patente la necesidad de su revisión por los cambios evolutivos que el tiempo produce en el Ser Humano, poderlos variar, pero dicha variación no será nunca caprichosa ni mucho menos particular para cada creyente para que así se sienta a gusto con su concepción espiritual personal.

Es esta fluidez, la misma fluidez del Agua y del Awen, la que hace del Druidismo una religión viva, fruto de su tiempo. Nuestros Ancestros Druidas sabían bien que escribir sus enseñanzas habría causado la muerte del Druidismo y se habría cegado la posibilidad de que los Viejos Dioses, despertaran de su sueño para acudir de nuevo a proteger a los hombres ‘en su hora de mayor necesidad’.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: