Ambiuolcato

blog_ambiuolcato

También conocida como «Lustración». Es una Ceremonia de purificación de la Tierra, previa a sus despertar. Es el momento en el que la luz y el fuego de Brigantia, se enraizan en la Tierra preparándola para que, una vez eliminada toda impureza, acoja la Vida que se desbordará con la futura primavera.

Es en esta época cuando nacían los corderos y las ovejas y vacas comenzaban a dar la leche siendo esta una de las primeras señales de Vida y fertilidad. Los campos se preparaban para su primer arado realizando ofrendas a los arados y a los campos para preparar una buena cosecha. Era uno de los días más celebrados en el hogar así como uno de los más fríos. Todos se reunían alrededor de la mesa, se realizaban cruces de 4 brazos entrelazadas con las varitas verdes de los juncos o las vainas de Trigo de las anteriores cosechas. Las cruces eran colgadas de las casas, de los graneros y de los establos para proteger a la família y las propiedades del infortuio y de fuego; fuego del cual Brigantia era patrona.

Hoy en dia en las tierras célticas, se siguen manteniendo estas viejas costumbres. También se colocaban velas encendidas frente a las ventanas, para que ardieran toda la noche para indicar a Brigantia donde se encontraban los hogares que aguardaban su llegada para recibir la luz y la purificación de todos sus moradores.

En Bretaña, las mujeres celtas hacían durante esta fiesta una reposteria tradicional, las Crêpes. De formas redondas como el propio sol y como él calientes y vivas. Desde hace centurias se ha hecho saltar la Crêpe en Febrero y esta Tradición, perdura hoy en dia. Una de las crêpes que se hacía saltar, se dejaba en lo alto del armario hasta la próxima celebración para que sirviera de protección contra la mala suerte y a la ves, trajera la abundancia al hogar.

En la Ambiuolcato se honra a Brigantia, Diosa tutelar de los guerreros y de los poetas, guardiana del fuego y Diosa de la Sabiduria. Es conocida también como “la que trae la luz” y durante la noche en la que se espera su llegada, previa a su Ritual, le pedimos su Don de Fuego para nuestras vidas mediante el encendido de velas. Recordaremos que las luces de estas luminarias de este día sagrado, representan así la esperanza. Hay siempre “una luz en la oscuridad” y las Deidades atienden nuestra necesidad gracias a nuestra devoción, nuestra bondad y nuestro coraje.

Que nuestro espíritu arda brillante y nos guíe a través de la oscuridad de nuestras vidas.

Durante la Ambioulcaia pedimos inspiración y guía para nuestros nuevos proyectos y le dedicamos nuestros pensamientos a los misterios ocultos que están teniendo lugar en la oscuridad. Al igual que la tierra oscura gesta la vida que va a surgir y florecer en primavera, nosotros honramos nuestros momentos de poder oscuro, que gestan el crecimiento que nos va a sostener en los cálidos y soleados meses de creatividad que se aproximan.

Es el tiempo en que recordamos la promesa de vida y de luz. Es una festividad llena de delicadeza donde honramos a la Gran Diosa de los Celtas, la Triple, emergiendo de las aguas del Río y aportando el fluido benefico que limpia toda impureza.

 

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: