Druidas Express

-El Engaño de la Autoproclamación Sacerdotal-

 

disfraz-panoramix-adulto-asterix-y-obelixEstá claro. Se ha perdido el profundo significado que impregna el Mundo del Espíritu del Ser Humano y que le dota de su sentido. Por eso, se ha convertido en una mercancía más.

Resulta paradójico pensar que, si bien los conocimientos sobre todos los campos que lo componen (desde la metafísica a la teología, pasando por la ética y la filosofía) están más próximos y son más asequibles a todos de lo que nunca estuvieron en la antigüedad, la sabiduría, por el contrario, se ha perdido y el propósito final se ha desvanecido.

Lamentablemente, nosotros pensamos que una Sociedad occidental satisfecha y autocomplaciente tiene buena parte de responsabilidad en la situación que estamos viviendo, ya que es su impronta el inculcarnos evitar, por todos los medios, decir que NO a nadie ni a nada, pues así se pierde clientela y se desmotiva el ‘consumo’ de aquellos que confunden el ser con el tener o el conseguir.

El horror al ‘NO’, a la dificultad, a que algo pueda hacer que una persona no pueda obtener lo que desea o lo que es peor, que ese algo pudiera hacerle comprender que simplemente, no lo necesita, está en la base de una Sociedad encaminada a un consumo y/o adquisición irresponsable de ‘cosas’ de manera compulsiva. De ahí el hecho de que posea mayor reconocimiento aquel que presente la lista más larga, ya sea de posesiones o de conocimientos, que es el tema que nos ocupa.

Esta tendencia resulta especialmente preocupante cuando nos referimos a conceptos de Espiritualidad y Religión. La inexistencia de la más mínima honradez en los actos de muchos, que sienten la acuciante necesidad de proyectar aquello que se sabe que no se es, pero que uno desea ser (eso sí, sin sacrificio ni aprendizaje) tan sólo demuestra, a nuestro entender, esta deriva decepcionante que se establece en nuestra sociedad y que impregna buena parte del comportamiento humano actual. Vivimos en una constante adolescencia, alimentada por poderes económicos y políticos y creemos que, a largo plazo, pagaremos esta falta de madurez y compromiso en todos los ámbitos de nuestra Vida y no solo en el Religioso.

Y es en este “Teatro Mundo” que hemos confeccionado, que nos encontramos con gente perdida, gente manipulable y manipulada, gente a la que se le ha hecho creer que uno puede ser lo que quiera por el simple hecho de ‘quererlo’ y que pueda costeárselo, ignorando por consiguiente, la contrapartida (a veces dura) que toda cosa que se quiere conseguir comporta.

portadadruida

El esfuerzo se sustituye por el pago, la constancia por la inmediatez, la paciencia y el tiempo cumplido por la necesidad imperiosa de llenar un vacío que nunca se sacia y la sabiduría, como no podía ser de otro modo, por la acumulación de conocimiento. Conocimiento que no es digerido, que no es entendido, que no es trabajado, que no nos hace evolucionar y cambiar pero que, eso sí, nos hace subir peldaños de una imaginaria ‘escalera al cielo’ que nos conducirá, ya no a la sabiduría (el que debería ser nuestro fin último) sino a ser el “Number One”, el que más títulos tiene, el más serenísimo……

Gente también habrá, como no podía ser de otro modo en una sociedad tan mercantilista, que recopile títulos espirituales (incluso lo más dispares) para hacer ‘currículum’ y dedicarse a esto que ha venido a llamarse “El Negocio de la Espiritualidad”. Pero, ¿Cómo vamos a extrañarnos de este comportamiento si una gran mayoría de personas busca también engrandecer currículums con el objetivo de acceder a los mejores lugares y promocionarse en todos los ámbitos de su Vida?. La paranoia es tal que los títulos pierden su significado. Se compran y se venden, se engaña y se copia. Todo da igual porque lo que importa es quien presenta el disfraz más impresionante, más recargado, más repleto y, como los pavos, la pechera más inflada, aunque luego uno sea un inepto total.

El Mundo del Espíritu humano, como parte de su propio ser, no es ajeno al llamado Mundo Físico y especialmente al Mundo físico que construimos y valoramos.

Si nuestro camino es reseguir una rueda académica para continuar con el ciclo te doy cosas -las pagas- me convierto en profesional -vuelves a por más- las pagas más caras -me convierto en Profesional de éxito- Vuelves para ser el que más tiene- Te ofrezco nuevas cosas…. Creo que ya deberíamos tener claro que nuestro camino no es la Espiritualidad y si los negocios.

Hay quien ve en la Espiritualidad una profesión. No me voy a manifestar si esto es bueno o malo, dependerá de la persona y de cómo lo enfoque pero debería, eso sí, no engañarse y comprender que su camino está alejado de la Espiritualidad en sentido estricto. Por tanto debería, al menos, no mentir a sus clientes dándose ínfulas y rodeándose de un Aura espiritual de la cual carece. La clave es ser honesto en lo que se hace.

Si por contra, la persona acuciada por una necesidad Espiritual no se ve reflejada en el caso anterior y no persigue en su camino la acumulación de títulos para ponerse al frente de un próspero negocio de clientes deslumbrados por el brillo de sus ropajes, debería, a nuestro parecer, realizarse una serie de preguntas fundamentales:

¿Porque quiero ser Sacerdote de esta o de aquella Religión?

¿Entiendo que acceder a una Orden o a una Iniciación Druida es el mismo caso de una persona que accede a un Seminario (Católico) o a otros centros de otras religiones, para consagrase como sacerdote de esa Religión?.

¿Entiendo también que si dicha iniciación no la considero de este modo sino como un camino espiritual fuera de un marco Religioso, no debería al finalizarla, como mínimo y por respeto y consecuencia con mi parecer, NO considerarme Sacerdote?.

¿Porque quiero acumular Sacerdocios?. Suponiendo que no existiera contrasentido entre las diferentes Religiones, cosa harto complicada, ¿Me veo capaz de dar servicio a los creyentes de las diferentes Comunidades que represento?. ¿Estoy siendo honesto con mis Creyentes cuando les explico la Religiosidad Druida o Wicca o Ásatrú si esta es diferente de los conceptos de otras espiritualidades que también represento?.

¿Soy incapaz de sentirme representado por una espiritualidad en concreto?. Y si ese fuera el caso, ¿Para qué deseo ser Sacerdote de esa Religión y no simplemente seguir mi camino espiritual personal fuera de una Tradición Religiosa concreta?.

gato_se_cree_leon

Y vuélvete a preguntar… Soy honesto. Especialmente conmigo mismo. ¿Me digo la verdad?, ¿reconozco mis deseos acuciantes, aunque no me gusten, y obro en consecuencia o simplemente los enmascaro de piedad y no los enfrento?. Soy honesto? ……….

La honestidad es la base de todo.

Si muchos entendieran que nuestros Sacerdotes, por mucho que tengan el ‘molón’ título de Druidas (el mismo que sale en juegos y novelas de fantasía junto a Elfos y unicornios) son simplemente eso, Sacerdotes de una Religión comprometidos con sus Dioses y sus creyentes y que tienen similares necesidades, problemas y dudas que las que pueden tener otros Sacerdotes de otras Religiones (Rabinos, Imanes, Curas, Brahmanes, Lamas….) y no los conflictos mágicos que puedan tener Merlín o Gandalf, seguramente las cosas serían muy diferentes y la necesidad del sacerdocio, lamentablemente disminuiría.

Nosotros, en tanto que orden religiosa y al igual que nuestros hermanos de otras Tradiciones y confesiones, debemos velar por la preservación y el mantenimiento de nuestros cultos y ello incluye, como es natural, la designación de Sacerdotes.

No es de recibo que quiera identificarse este proceder natural con una especie de totalitarismo, de integrismo o incluso de fundamentalismo simplemente porque alguien dice NO a nuestras pretensiones sacerdotales y pone límites a nuestra voluntad.

En todos estos años hemos tenido que atender siempre las mismas críticas de las personas que se ‘autoproclaman’ Druidas. Tanto es así que se ha podido establecer un Decálogo de 9 puntos del “AutoSacerdote” Celta:

1º SOY CELTA; Soy Gallego/ soy Asturiano/ soy cántabro…..o incuso soy Irlandés o tengo raíces familiares con dichos países de profunda tradición Celta.

camiseta-mujer-naciones-celtas

Sigue sin entenderse que el Druidismo es una Religión, no un club étnico. Ni tan siquiera el Druidismo es Celtismo, entendido este como sinónimo. Es parte fundamental de la Cultura (que no raza) Celta, y ciertamente uno puede tener todas las raíces que quiera con un pueblo o con una cultura determinada pero eso para nada aporta más o menos a una vía Religiosa. Conozco a más de un gallego, asturiano e irlandés que son profundamente católicos y que por tanto no poseen ninguna afinidad especial “por raíces” con la Religión Druídica. Incluso si esta se considerase como una Senda Espiritual estaría afectada por la misma lógica.

celtas_1

El Druidismo, no es un aspecto más ligado a una puesta en escena recreacionista. No se llega a una Religión simplemente porque vivo en un país Celta. No debo necesariamente ser un ‘guerrero’ y practicar con la espada. No tengo porqué ‘disfrazarme’ ni ser recreacionista, ni debo vivir mis Ceremonias, ni las comunitarias ni las personales (me vienen a la mente la multitud de ‘pseudo-bodas’) dentro de una ambientación ‘céltica’, para ser creyente de una Religión.

El Druidismo no es recorrer un tunel del tiempo para intentar revivir un pasado de mi tierra como simple afirmación Nacional. Es CREENCIA. Por ello, el Druidismo es una Religión y como tal comporta una concienciación espiritual y una creencia. No un ADN ni una sangre.

En un mundo donde todos somos mucho más próximos de lo que nunca fuimos, las culturas pueden compartirse fuera de nuestras propias fronteras y con mucha más razón, las Religiones.

Así uno, por vivir en el Tíbet no es más Budista ni mejor, ni otro por vivir en China es más o mejor Taoísta. A lo sumo, ciertas cosas le resultaran más próximas o familiares pero nunca una Religión es patrimonio de una etnia ni el ser de la misma proporciona puntos especiales. Tu nacimiento y tus raíces no configuran “per se” dicha creencia.

2º ESTOY INICIADO; Estudié en un grupo pequeño (chamánico, aislado, rural, etc) de Irlanda, Bretaña o Escocia (Irlanda mola más).

original

-Los estudios siempre son arcanos y lejanos….muy lejanos y siempre, por supuesto, de un país Súper Celta y en un grupo reducido y …perdido. En un lugar recóndito e ignoto donde tú no puedas acceder a validar dichos estudios, por supuesto. Además el hecho Tribal y alejado de la humanidad le da un pátina de autenticidad.

Y dicha iniciación siempre, siempre, siempre es..por supuesto, secreta. Como no podía ser de otra manera. Es decir, que yo ya quisiera darte explicaciones pero…lástima, comprende que es que es ‘supersecreto’….. El secreto es una condición ligada a las iniciaciones imposibles de documentar. Requiere un acto de fe por parte del creyente y lamentablemente, es fácil el engaño.

Recordar que en todas las Ordenes y Hermandades serias conocidas en todo el Mundo, no existen las iniciaciones sacerdotales secretas, propias de sectas y de grupos con ninguna vocación de servicio a la comunidad, es decir, de vocacón Sacerdotal.

3º SOY ERUDITO; Soy experto conocedor y es bien sabido que…..

erudito

-Ciertamente existe mucho erudito, personas de gran conocimiento que escriben libros, gestionan páginas y realizan una gran labor explicando y formando a la gente en la autenticidad del Druidismo histórico (el original de la Edad del Hierro). Es de agradecer su labor, pero el problema nace cuando estas personas dan el salto y se convierten en Druidas por la gracia de su erudición.

El considerar que como soy un gran conocedor, incluso un conocedor exhaustivo del Druidismo, eso me convierte en Druida o me faculta para poder mostrarme y ejercer de Druida ante los demás, es la base de no pocas Autoproclamaciones. De ahí a establecer comunidades/ordenes presenciales o virtuales de creyentes (gracias sobre todo a las Redes Sociales que sirven de altavoz a su propagación) media un paso.

Hay quien está convencido de que nadie con menores conocimientos que él está autorizado, por el simple hecho de estar formado sacerdotalmente en una Orden Druida, en decirle que comporta la Religión Druídica, cuáles son sus creencias, su liturgia, su metafísica o simplemente que pueda negarle su condición Sacerdotal, ya que cree que dichos Druidas no tienen la altura académica para valorarlo en justicia.

Es por ello que pone en duda o desprecia todo aquello que le pueda decir un Druida Consagrado si considera que este posee conocimientos inferiores a los suyos. Y siempre, según él, tienen menos conocimientos. En su profunda erudición establece como deben ser verdaderamente los Druidas y reestructura todo el Druidismo según su parecer.

Así puede llegar a obviar la condición sacerdotal de un Druida para equiparlo a un Filósofo en su ágora. Puede reducir el Druidismo a un mero ejercicio intelectual, repleto de conferencias y escritos. Pasar por encima de la liturgia y de los formalismos ceremoniales que no le convencen, para ejercer según su voluntad, según su visión y olvidar, en definitiva, que un Druida antes que un estudiante (que también) debe ser un iniciado.

Pero una iniciación sacerdotal no es una simple adquisición de conocimientos. Comporta la evolución espiritual junto a un sacerdote tutor que controle dicha iniciación. Un sacerdote será, cuando llegue el momento, un servidor comprometido con su comunidad y debe avanzar en su tarea paso a paso. Aprender y poner a prueba los conocimientos adquiridos con los problemas diarios, la rutina de nuestra Vida y la integración de nuestras creencias religiosas en ella…..Todo ello va mucho más allá de un puro aprendizaje académico.

Es por eso que un erudito, por el simple hecho de serlo, no es un Druida. Por mucho que el orgullo de sus conocimientos le lleve a despreciar lo que los verdaderos Druidas tengan que decir.

druidas-britanos-k41D--510x349@abc

4º SOY DIALOGANTE; Te ninguneo, mostrándote como Intolerante y te culpabilizo. Tolérame porque así debe ser.

La falta de cultura y conocimiento se subsana dialogando. Dialoguemos pues, pero no me preguntes sobre mí (sobre todo quien me ordenó o en qué Orden me formé). Simplemente acéptame como interlocutor filosófico y establezcamos un foro de discusión de conceptos ya que la propia discusión que mantienes conmigo me coloca en una posición similar a la tuya y por tanto, tácitamente, me reconoces ante los demás. Si por contra no quieres dialogar conmigo, quedas ante todos de Intolerante.

En este caso, se argumenta que siempre eres tú el que hace un flaco favor al Druidismo y a la Hermandad Universal simplemente por vigilar que la Tradición Religiosa, de la que eres parte (pues te ordenaron Sacerdote) se cumpla y no se desvirtualice. No conozco ninguna Religión ni ninguna profesión que simplemente deba aceptar a cualquier persona que se ‘autoproclama’ miembro de la misma simplemente porque esa es su Voluntad, pero si tú le recriminas este hecho, te conviertes en un censurador, un totalitario y haces un ‘flaco favor’ a tu Religión……… ¿de verdad?.

¿Pensaríamos así ante cualquier Médico autoproclamado que no solo no puede justificar sus estudios en ningún Centro Universitario sino que encima te dice que no eres nadie para pedirlos o exigirlos?.

¿Nos seria incluso indiferente que no cursara dichos estudios reglados porque él desde internet y en las bibliotecas nos confirma que ya ha estudiado lo suficiente y es plenamente capaz?.

Eso en el ámbito científico, pero ¿acaso sería diferente en otros ámbitos?

¿Qué pasaría si habláramos de un Profesor, un Abogado o un Filósofo autoproclamado?

¿Aceptaremos entonces el intrusismo en cualquiera de sus manifestaciones, como algo normal y lógico?

Y en el campo Religioso, ¿no debería suscitar esta autoproclamación los mismos recelos?, ¿o es que acaso el Druidismo y las Religiones precristianas no merecen esta consideración ni este trato?

5º ERES EGOCÉNTRICO; Te pongo en el punto de mira.

acusar1280x720

-Soy yo el que cometo una falta ética y el que debería dar explicaciones y estar avergonzado pero te muestro a las claras que reprenderme en mi actitud es una debilidad moral tuya ya que con ello solo pretendes una batalla de egos para ver quien es mejor……

La pelota en tu tejado y así escurro el bulto. Se supone que en una congregación Religiosa (Orden/Hermandad…) aunque seas víctima de una injusticia, debes callar puesto que si pides explicaciones o afeas conductas se rompe la Serenidad de una Legendaria Confraternidad Druida que está por encima del bien y del mal.

No debiéndose quebrar este ‘encantamiento’ tan Happy y tan fraternal, se da a entender que el pedir explicaciones es situarte por encima y considerarte mejor ante aquel que, no se sabe bien porqué, debería ser tu hermano.

No se pone en valor que estés intentando aclarar una falsedad sino que se asume que quieres decirles a los demás que ‘yo soy bueno y este no’, presentando como una conveniente guerra de egos, lo que en definitiva es un demanda de explicaciones ante un posible engaño a la sociedad en extenso y hacia los creyentes en concreto.

6º ERES PRESUNTUOSO; Quien eres tú para establecer criterios?. Hay tantos Druidismos como Druidas pues son accesos espirituales personales.

28

De izq. a dcha.: Druuis Matolitus, Druuis Auetos, Bena Druuis Euentia (Nemeton Reninas).

-Somos Sacerdotes Regularmente ordenados en el Seno de Ordenes o Hermandades Druídicas estables y reconocidas, no solo por el Estado Español, sino y lo que es más importante, por un amplio conjunto de diversas Órdenes y grupos Druídicos igualmente estables y reconocidos dispersos por toda Europa y Canadá. Si unos sacerdotes ordenados, de común y en consonancia con otros grupos de sacerdotes ordenados, mal que pese, no pueden establecer cuáles son las bases de creencia, la metafísica, la liturgia y los conceptos fundamentales que identifican la Religión que profesan, ¿quiénes están más capacitados para ello?. ¿Alguien que una mañana se despierta con la necesidad y la seguridad de haberse convertido en Druida? ¿Quién es entonces el presuntuoso?.

No abundaremos más en el tema. Baste como epílogo estas magníficas palabras de un hermano que, aunque perteneciente a otra Religión, expone con suma claridad el problema del que hablamos cuando alguien manifiesta que su camino personal forma parte de la misma Religión a la que dice pertenecer, aunque este ‘camino’ sea incompatible con la realidad religiosa de dicho culto:

druids-stonehenge

Aquí no se habla de una religión REVELADA que algún místico haya encontrado meditando en el bosque, ni nada por el estilo. Tampoco es una religión NUEVA, que funde y se constituya a través y a partir de él. Ni es, el RESULTADO de ningún hombre sabio que tras décadas de estudio, prácticas y conocimiento haya decidido compartir su sabiduría creando una nueva corriente filosófica. No. Hablamos de personas, que dicen pertenecer o ser miembros de religiones y cleros que existen, de estar ordenados o ser sacerdotes de Cultos que exigen una preparación, supervisión y reconocimiento guiado y público (al menos entre el colectivo), cuyas doctrinas, prácticas y creencias están ya delimitadas por la tradición y la historia, con todas las lagunas que se quiera, claro.”

Fernando González

Sumo Sacerdote de la Confesión religiosa Wicca, Tradición Celtíbera

7º SOY PROGRESO Y EVOLUCIÓN; Soy un Adalid del Druidismo Libre y pieza angular de su enriquecimiento

druidisme

-Gracias a mi eclecticismo, a mis mezclas, a juntar aquello que me parece correcto de un sinfín de creencias Religiosas y conceptos personales, enriquezco el Druidismo con mi nueva visión. Eso es libertad!. Lo otro, el mantener unas creencias y una coherencia, es estancamiento e involución.

Es por estos conceptos que el ‘autoproclamado’ justifica una aglomeración variopinta no como desfiguración de una Tradición Religiosa sino como “enriquecimiento”. Eso no es así. Enriquecimiento son, por ejemplo, las diferentes Tradiciones Religiosas Druídicas que existen, donde cada una pone el énfasis en diferentes aspectos o realiza liturgias diferenciadas. Eso es riqueza y de esa riqueza estamos orgullosos.

Ahora bien, todas y cada una de esas Tradiciones Druídicas, comparten una serie de puntos básicos que aunque mínimos son fundamentales y enmarcan una creencia. Todas esas órdenes, forman e inician a sus Sacerdotes Druidas y es por ello, que dentro de esa riqueza tampoco compartirían estas aseveraciones tan queridas por los garantes del Druidismo libre. Un Druidismo libre que desprecia los Dogmas o los conceptos Religiosos y que incluso los señaliza como antítesis del Druidismo.

En resumen, que llega alguien que nadie formó ni ordeno y nos dice cómo debe evolucionar el Druidismo y como debe aceptar todas las visiones personalistas de cualquiera que, un buen día, decida manifestarse como Druida. Viva la coherencia!

El Druidismo, como cualquier Religión, es poseedor de unos conceptos metafísicos propios que lo identifican y que lo diferencias de otras corrientes Religiosas. Eso conlleva la existencias de unos preceptos (por no llamarles Dogmas -aunque lo sean- por lo de inamovible que parece llevar esta connotación) que son fundamentales para entender y practicar dicha Religiosidad. En definitiva, nada de extraordinario pues todas las Religiones se comportaron de una manera similar desde el albor de la humanidad.

Si al ‘Autoproclamado’ no le gusta el Druidismo tal y como es, tal vez debería ‘autoproclamarse’ sacerdote de otro culto Religioso diferente en vez de asegurar que el Druidismo debería tender hacia su personal entender. Aunque dudo que en cualquier otra Religión, como es natural, avalen dicha Autoproclamación.

8º SOY UN PIONERO; La insignificancia del Linaje. Todos descendéis de un Druida autoproclamado como yo.

druidas-y-magos

Hace poco, nos hacían esta reflexión: ¿al fundador de vuestra orden le inició un druida? En caso de que sea así, ¿el “linaje” de órdenes del que derivaríais se retrotraería hasta los verdaderos druidas de la Edad del Hierro y Alta Edad Media? De no ser así, y “descendéis” de un tipo que en algún momento se autoproclamó druida y fundó una orden, ¿por qué pretendéis impedir a otros que puedan hacer lo mismo?

Creo que la respuesta es obvia, pero desarrollemos el concepto. Primero y antes de entrar en por menores, lo que verdaderamente resulta importante determinar es si un “linaje” es un asunto fundamental y porqué lo es.

El llamado ‘linaje’, en tono burlesco por los autoproclamados, no es otra cosa que una cadena de enseñanza Druídica que garantiza la fiabilidad de las Tradiciones transmitidas.

Dicho lo cual explicar que, evidentemente, el Druidismo no se perpetuo en el tiempo de manera oficial como para tener hoy en día Tradiciones originales de los tiempos de la Edad del Hierro (olvidemos el tema de la presencia más o menos cristianizada en la época de los Bardos Galeses). Es por ello que quien mantenga una línea de enseñanza transmitida desde los tiempos de Vercingetorix o anteriores, simplemente miente.

Ahora bien y volviendo sobre el tema que nos interesa y evitando entrar ahora en una discusión sobre el Druidismo histórico. En los albores del siglo XVIII (1717) cuando se producen los primeros reagrupamientos que se atribuyen el nombre de Druídicos (aunque sean de inspiración masónica y romántica y se encuentren muy alejados al concepto Druídico Religioso actual, más en consonancia con su verdadero origen) por encima de otras consideraciones, estas personas son pioneras, precursoras y no tenían en su época ningún referente al que acudir a recibir iniciación Druídica ni a solicitar reconocimiento Druídico para sus Sacerdotes.

Es lo que tiene ser los primeros. Es evidente que estas personas fueron autoproclamadas pero es que no tenían ninguna manera de no serlo, ni organización reglada a la que acudir. Fueron los fundadores de la revitalización del Druidismo. En este sentido podríamos decir que (y no se ofenda nadie) Pedro se autoproclamo Sacerdote y Papa.

A partir de 1717 y durante todo el siglo, un Druidismo revitalizado que se encontraba en mantillas, estableció una serie de momentos iniciales que marcarían las diferentes y Tradicionales líneas Druídicas. A partir de ellas y una vez establecidas y consolidadas a principios del siglo XIX, las líneas Druídicas fueron ya transmitiéndose dentro de las órdenes establecidas. Las nuevas órdenes que se fueron generando y enramando el tronco del árbol Druídico, siempre provenían de Druidas ordenados en alguna de estas líneas originales que paulatinamente establecían sus escisiones y sus nuevas órdenes.

El mantenimiento de unas líneas originales, no implica un inmovilismo conceptual. Es por ello que el Druidismo ha evolucionado, como decíamos, desde su primitiva concepción masónica y espiritual hacia líneas diversas como las que lo han ido considerando y estableciendo como una Religión reconstruida, intentando aproximarlo a las creencias verdaderamente paganas alejadas de conceptualidades cristianas. Todo ello gracias a los estudios históricos, arqueológicos, lingüísticos, etc.

Pero esta línea reconstruccionista religiosa, de la que muchos formamos parte, es una rama más y no anula otras visiones diferentes que, incuestionablemente, tienen sus orígenes y sus raíces en las vías originales. Y por tanto, son respetados aunque no compartidos por todos.

Nadie (exceptuando tal vez en USA a mediados ya del siglo XX) amanecía un día de la nada, sin haber recibido ninguna iniciación, diciendo que se le había pasado por la cabeza montar una Orden Druídica en ejercicio de su libertad y pretender ser tomando seriamente por la Comunidad Druídica, por mucho que se hubieran reclamado garantes de un Druidismo libre, como pasa actualmente.

Quienquiera investigar más en los orígenes del Druidismo, en sus líneas y en ver como todo mantiene una ligazón con los orígenes por diversas que sean en la actualidad y la riqueza de Tradiciones existentes, le recomendamos que vea el apartado de nuestro blog: Breves Efemérides Druídicas

Y al que tenga dudas de nuestra línea o procedencia….Línea de Filiación.

Aclarado esto y una vez determinado el porqué de unas autoproclamaciones originales por ‘pura necesidad’ y la inexistencia posterior de autoproclamaciones serias y fundamentadas sin conexión con las Tradiciones Originales o con las Tradiciones que de ellas se derivaron, vamos al punto que resulta más interesante. ¿Porque esto es determinante?

Pues, como decíamos al principio, para asegurar que las creencias, liturgias y metafísica que una persona pueda transmitir, estén amparadas por una Orden existente que las da soporte. Orden que en tanto que agrupación Druídica reconocida, podrá entregar también a su iniciado la consideración internacional de Druida. Cuando un Druida consagrado en una Orden (continúe luego en dicha Orden o establezca una nueva Tradición) explica los fundamentos druídicos, el que los recibe tiene la seguridad de que lo que está recibiendo no son los pensamientos, elucubraciones o inspiraciones de un señor particular, por certeras que las podamos considerar.

Deberíamos pues cambiar la óptica. La importancia de la línea de Transmisión no es para el Druida, porque esta le de ‘poder’ o estatus por encima de nadie, sino para el Creyente, para el interesado en adoptar esta creencia Religiosa, porque sabe que lo que está recibiendo es una Religión común, no un camino particular de un ‘Druida’ en busca de acólitos.

A parte de eso, recordar también que en toda Religión, los Sacerdotes son ordenados por las Congregaciones establecidas. No es de recibo que eso no sea de aplicación en las Religiones precristianas justificando el hecho tras enarbolar la bandera de la libertad. En este mundo de las religiones precristianas tampoco estamos a salvo del ‘populismo’ que abarrota la sociedad y de las supuestas obviedades, no analizadas, que simplemente damos como buenas por parecernos ‘políticamente’ correctas con el sentir general.

9º SOY CONDESCENDIENTE; Me pongo paternalista

druidacondescendiente

Después de toda tu ‘intransigencia’ que no me permite obtener aquello que una supuesta élite tiene, después de reprimir mi libertad…soy tan bueno, tan bueno, tan bueno y tan consciente y espiritualmente elevado que siempre finalizo mi crítica tendiendo un puente….’envenenado’:

Cuando quieras aquí nos tienes a pesar de tus dogmas” o “te mando un abrazo fraterno y espero que recapacites en tus actuaciones que hacen un flaco servicio al Druidismo” son sus frases favoritas. Frases en este estilo que tienen por objeto demostrar bien a las claras a los lectores (siempre son de cara a la galería para conseguir el aplauso) que tú eres un necio fanático y yo el nuevo Druida elevado que disculpa tus faltas…..

Cuando un autoproclamado dice:

pueden existir otros caminos otras formas de ver el druidismo analizarlo estudiarlo o seguirlo.” ”lo bueno sería que cada uno aportase su granito de arena entre unos y otros para hacer algo más constructivo.”

Lo que dice es cierto, pero olvida oportunamente que en todo esto existe una trampa. Pero ¿cuál es la trampa ?.

La trampa es que no hace falta atribuirse un grado sacerdotal, no conseguido en ninguna iniciación, para poder establecer nuevos caminos en Druidismo. ¿Como?. Desde la erudición, el trabajo y la enseñanza. El Druidismo actual se fundamenta enormemente en estudios y reflexiones de personas que no tienen la obligación de ser Druidas. Más incluso, que en las reflexiones inspiradas de los propios Druidas. Fijaos pues si uno puede ser importante o aportar cosas al Druidismo sin tener que ser sacerdote.

Así que, Sr. Autoproclamado, si tanto quieres ser Sacerdote, si ese es tu objetivo, como dije al principio, se honesto.

Entiendo que a veces, visto desde fuera, no se acabe de entender bien esto de las Órdenes y Hermandades religiosas. Comprendo que a alguien le pudiera parecer que somos agrupaciones ’elitistas’ que no ‘democratizan’ eso de ser Druida. Puedo incluso llegar a asumir que visto desde ciertas perspectivas, parezca poco adecuado que, ante un supuesto ejercicio de libertad, se impida, se prohíba o mejor dicho, no se apruebe que ciertos títulos, como el de Druida, puedan otorgarse sin más a personas fuera de dichas agrupaciones.

Todo ello tendría su lógica, si obviáramos el hecho del que estamos hablando: El hecho Religioso y su estructuración, más allá del funcionamiento de una Orden específica.

Las Órdenes y Hermandades Druidas no son elitistas por no aceptar como Druidas a todo aquel que así se denomine, dado que el título Druida corresponde a la denominación de un rango Religioso, el de Sacerdote, de una comunidad de creyentes. Torcer este fundamental punto de vista para decir que no se admite a Druidas fuera de las Congregaciones y presentarnos como despóticos y contrarios al acceso democrático del pueblo a los conocimientos es sencillamente FALSO.

Se podría inferir ‘elitismo’ si seleccionáramos a aquellos creyentes que desean aspirar al Sacerdocio Druida por cuestiones como poder adquisitivo (cobrando las iniciaciones) clase social, raza, afiliación o no a ciertos grupos o corrientes de ideas, etc. En ese caso, sí que evidentemente esto de ser Druida sería discriminador y materia reservada para aquellos pocos que decidieran las citadas organizaciones. Si bien no puedo hablar por todas las Órdenes Druidas, me consta que esto no es materia común en los procesos de selección de iniciados y que en todo caso, de producirse, iría en contra de la norma pues los Druidas debemos facilitar el acceso al Sacerdocio a aquellos creyentes que muestren una voluntad firme y un compromiso cierto hacia el mismo, obviando otras consideraciones.

Hablando por nosotros diré, que la Druuidiacto Rectos Uindonnos (Orden Druida Fintan) no excluye ninguna solicitud al Sacerdocio de ningún miembro por las razones de discriminación anteriormente expuestas.

Entendemos pues que el problema es que se toma a la ligera y con incorrección de lo que supone, la denominación específica de un Sacerdote de la Religión Celta (Sanactana Dedma) como si se tratara de un grado de conocimiento espiritual al que se accede por la propia evolución personal.

El Druida, por enésima vez, es un Sacerdote y solo un sacerdote. Si tú no crees que el Druidismo sea Religión ni estas en ninguna Orden ni nadie te consagró, pues no eres Sacerdote. Es así de simple.

Tendríamos que empezar a usar bien las denominaciones de lo que realmente somos.

GuruSwani1

  • Si tú por tus conocimientos elevados, meditaciones, ayunos, estancias en retiro…. has alcanzado la sabiduría, pues serás un Sabio.
  • Si guías en dicho sendero del trabajo espiritual a otras personas, serás un Maestro o un Gurú,
  • Si mantienes una especial comunión con el entorno natural, pues serás un Maestro/Gurú cuya sabiduría transita por un sendero que incluye el respeto y la integración a la Madre Tierra y a sus criaturas.
  • Si realizas ritos mágicos serás un Mago.
  • Si tienes visiones, serás un Vidente.
  • Si vives en el ascetismo, serás un Asceta.
  • Si lees mucho y tienes muchísimos conocimientos del Mundo Celta antiguo, serás un Erudito.
  • Si de ello das clases o formas, serás un Profesor.
  • Si practicas máncias, pues seras un Maestro de dicha máncias
  • Si de todo eso o en parte, haces tu medio de vida, serás un Profesional de la Espiritualidad.
  • Si consigues ganarte bien la vida con ello, serás un Hombre de Negocios
  • Y sí, en definitiva, tu creencia personal incluye las Divinidades del Mundo Celta, a los sumo serás un Creyente. Eso sí, un creyente muy sabio y Maestro de diversas materias.

Nada de todo lo expuesto te hace Druida. Pero no porque no lo merezcas, no te equivoques. El título de Druida no da ni quita saberes, simplemente es un identificativo de un grado sacerdotal que tiene sus obligaciones y requerimientos bien delimitados dentro de la Religión Celta.

Como dije antes, creemos que en base de esta confusión propia y ajena (pues es por lo que entiende y percibe la sociedad que muchos adoptan este título) se llevan a cabo la mayoría de las ‘Autoproclamaciones’. Sí hiciéramos el esfuerzo por entender que el Druida es un sacerdote, estas Autovocaciones, descenderían como todas las vocaciones sacerdotales en un mundo claramente areligioso.

Resumiendo.

Si después de todo lo dicho quieres ser Druida, entra en una Orden Druida reconocida, hay muchas. Ten la humildad de recibir iniciación, de sacrificarte durante años. Fórmate, evoluciona, conságrate y luego, si quieres establecer una nueva Tradición Druídica fuera de la Tradición que te consagró, adelante!!; siempre son positivas las nuevas visiones y las nuevas Tradiciones. Como dije, es nuestra riqueza, pero esta nueva riqueza debe hacerse desde el interior. Se debe tener la suficiente humildad como para poner en valor el trabajo de centenares de personas dentro de las Congregaciones Druídicas y no creer que nosotros estamos por encima de todo eso.

Solo entonces ese personal granito de arena del que hablábamos, aportado desde el Sacerdocio, podrá convertirse en algo verdaderamente constructivo.

Druuis Conticannatios

Druuidiacto Rectos Uindonnos (Orden Druida Fintan)

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Druidas Express

  1. Marcelo Nóbrega

    Gran verdad, lamentablemente y no solo ocurre en este ámbito. Los licenciados de Wikipedia abundan…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: